LOS 12 MESES QUE VIENEN DEL CLUB DE PRENSA

EL PICKPARLANTE

2016: Más actos, más invitados, más medios de comunicación a utilizar

¡¡¡Feliz Año Nuevo a todos los Cpick!!!

 

Una organización, en este caso el Club de Prensa, nunca puede acomodarse a la satisfacción de que hace muchas cosas, y con eso ya está todo dicho y hecho. Cada año requiere de un nuevo impulso, de cambios a más y mejor, y este va a ser el caso del 2016 para el Club Pick.

Los grandes medios de comunicación hacen balance de las noticias impactantes en su tramo final de año. ¡Nosotros también! Durante 2015 hemos sondeado en los principales aspectos políticos, económicos, sanitarios, culturales y sociales de Cantabria, y hemos dado cuenta de mensajes que quieren dar respuestas a situaciones, en muchos casos malas, en que se encuentra esta comunidad.

Siempre se habla de lo constructiva que es la crítica, y por eso no se entiende en nuestro entorno que escasee tanto. Hablamos de la crítica que trata de aportar, de allanar el camino, de buscar el progreso general, de encontrar soluciones al paro, de buscar oportunidades aquí mismo a los deseos de trabajo de nuestros jóvenes, y así no tengan que hacer la maleta para buscarse la vida en otras regiones y en otros países.

 

Siempre se habla de lo constructiva que es la crítica, pero escasea y mucho

 

Con mayor o menor acierto hemos venido abordando todas estas cuestiones a las que bien podemos llamar problemas y muy gordos, y ese es el mismo camino que vamos a continuar en 2016.

¿Cómo lo haremos, a partir de ahora, también?

Sumando más medios

Cada mes, en el Gran Hotel Sardinero, nos vamos a reunir con un personaje de Cantabria, cuya ocupación es relevante para los intereses generales de Cantabria.
Mantendremos primeramente un almuerzo con él, tras el cual grabaremos un programa de televisión, en el que cada mes irán pasando y participando tod@ los Cpick y otros invitados.
La televisión es el medio más eficaz para divulgar cualquier mensaje.
Con Televisión, más Internet, más Redes Sociales, informativamente se alcanza una velocidad de crucero.
La noticia, la exclusiva, el titular nuevo, va a seguir siendo el santo y seña de los encuentros Cpick.

Durante 2016 tendremos este nuevo formato, sin dejar de lado los encuentros que llamamos “presenciales”, con presidencia de invitados y patio de butacas para los invitados que le escuchan.

Nuestros actos en colaboración con el Ateneo de Santander, con Diario Crítico-Cantabria 24 horas han sido muy fructíferos, y seguiremos en ello.

Entregaremos también el “PREMIO PICK”, tras haber elegido en el 2015 a Manuel Alcántara como nuestro primer galardonado. El entrañable acto del entrega de la obra creada por Gloria Pereda siempre quedará en nuestra memoria.

Con el lema del Club de Prensa es “Somos lo que Comunicamos” en 2016 nos proponemos también hacer actos conjuntos con las universidades y las escuelas de periodismo, comunicación y relaciones institucionales.

 

 

En 2016 decidiremos y entregaremos el II Premio Pick, tras el listón tan alto alcanzado con la entrega del primer premio a Manuel Alcántara, y esa bella obra “La Escalera de la Vida”, creada por Gloria Pereda

Nos espera un 2016 apasionante. Apasionante, sí, por lo que supone siempre el debate, la aportación, colaborar, difundir, informar y hacerlo, esto último en especial, de la manera más eficaz.

Nada sería posible sin la participación, las inquietudes y la manera de ser de los Cpick. ¡¡¡Gracias a tod@s los Cpick por este bonito año que termina y por lo que está aún por llegar!!!

.

LA TELEVISIÓN IMPONE SU LEY (ELECTORAL)

Antes de titular que la televisión impone su ley (electoral) pensé en este otro titulo: “La televisión vive su renacimiento”. En realidad, uno y otro, van de la mano. La televisión siempre ha sido el medio por excelencia, y cuando se hace en paralelo a Internet, más las redes sociales, no tiene contrincante posible.

Estas Elecciones Generales del 20 de diciembre de 2015  han sido para y por la televisión (incluida desgraciadamente la agresión a Mariano Rajoy). Y no lo digo sólo por los típicos debates entre candidatos, que han dejado bastante que desear. Lo digo porque, de entrada, a estas alturas de la película, hay que estar más acostumbrados a la televisión, especialmente por dentro. Algunos dirán: ¡si los propios profesionales de la tele aún no han perdido el miedo escénico, que no harán los entrevistados! ¡Amigo, ponte las pilas, la televisión, hoy, puede proporcionar muchos votos, y si no que se lo digan a Pablo Iglesias!

Estas últimas Elecciones Generales han sido para y por la televisión

Al margen de tener más o menos pavor a hablar y expresarse frente a las cámaras, estas últimas elecciones españolas se han americanizado mucho. Ya tenemos el Holloween, el Black Friday, y ahora se sube al carro una forma de hacer televisión en tiempo de elecciones que puede dar sus buenos réditos a quienes aspiran a gobernar o salir elegidos como uno de los representantes de las cámaras legislativas.

Esta nuevo forma de comunicar (aquí) ha venido para quedarse e incrementar y mejorar el mensaje. Donald Trump aspira a ser el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, y cada vez que suelta un exabrupto xenófobo lo hace a través de la televisión. Después, el mensaje (desgraciadamente) se propaga como el viento.

Es evidente que la televisión en España ha de aunar mejoras respecto a su credibilidad, la puesta en escena y los propios profesionales que dan la cara en los debates electorales, pero con viejas fórmulas que hoy ya se ven (en el resto de medios de comunicación) como caducas.

Vayamos por partes. La televisión ha caído en un gran sensacionalismo que se pone de manifiesto también a la hora de informar sobre campañas electorales. Nos tendremos que ir acostumbrando a ver a los candidatos en todo tipo de programas televisivos, en especial los denominados del corazón, sin olvidar a sus presentadores estrella.  No está mal que canten, bailen o cocinen, siempre y cuando exista calidad en el fondo y en la forma del programa. En esta profesión, la credibilidad resulta fundamental delante y detrás de las cámaras.

La fórmula TV-Digitales-Redes ha venido para quedarse e incrementar y mejorar el mensaje

Luego está el formato de los debates e incluso la decisiva participación de sus presentadores. Ha habido muchas críticas a todos, pero se ha llevado el premio limón el debate organizado desde la Academia de Televisión. Demasiado contraste entre el debate en Atresmedia y el de la Academia, que ha dejado ya fijado para el futuro que el primero ha terminado con el segundo, repetido a través de los tiempos electorales, en las pocas ocasiones en que hubo debate televisivo a dos. Lo dicho: si ha habido un ganador claro en estas últimas elecciones, ese ha sido la televisión en su conjunto..

El preocupante mensaje de Donald Trump y el papel de los medios de comunicación ante el racismo

             El Pickparlante

 

 

The New York Times publicaba recientemente un amplio reportaje sobre el momento actual de los medios de comunicación españoles, parándose especialmente en analizar su independencia de los poderes políticos. No se trata de lanzar un boomerang hacia la prensa norteamericana, pero es para preguntarles ahora a ellos el papel que están teniendo frente al peligroso discurso racista y xenófobo, impulsador de la islamofobia, que está llevando a cabo el candidato republicano a la Casa Blanca, el multimillonario Donald Trump.

                        Los medios de comunicación están obligados a combatir el racismo y la xenofobia

 

Los actuales inquilinos de la Casa Blanca, con Barak Obama al frente, ven ya en Trump un peligro para las libertades fundamentales, y una de ellas es la libertad de expresión. El candidato tiene ya en su haber la expulsión de sus ruedas de prensa de periodistas que sólo hicieron que preguntarle. Tal es el caso de Jorge Ramos, el periodista estrella de Univisión. Pero es que Trump llega a burlarse de un periodista discapacitado que trabaja en el mismísimo The New York Times. Ante todos estos hechos, y sin olvidar en ningún momento que lo más preocupante es su discurso racista, cabe hacerse la pregunta de si está siendo suficientemente contestado y aislado desde los medios de comunicación norteamericanos. Con la contundencia que merece todo lo que dice y hace un personaje como este, la respuesta es no.

                                  Trump ataca sistemáticamente la libertad de expresión y a los periodistas

 

Una respuesta eficaz y contundente ante los Trump de mundo es la que acaba de dar Mark Zuckerberg. El dueño de Facebook le ha dado en toda la boca al candidato republicano al afirmar que los musulmanes son siempre bienvenidos en Facebook. No olvidemos que Donald Trump propugna levantar un muro vergonzoso entre Estados Unidos y México, expulsar a todos los inmigrantes hispanos y, ahora, no permitir la entrada en EE.UU a cualquier persona de origen musulmán. ¡Ojo, porque son discursos que calan en una parte importante de la sociedad norteamericana! En las encuestas para erigirse en candidato republicano, Trump sigue imparable. Pero da igual. Un personaje así no puede tener cabida dentro de una institución democrática fundamental en el mundo moderno, como es la presidencia de los Estados Unidos y habitar en la casa Blanca.

                                     El único que le ha hecho frente de manera contundente ha sido el dueño de                                                                                                          Facebook,apoyando a los musulmanes

 

Los medios de comunicación, los norteamericanos y del resto del mundo, deben hacer un frente común ante tanto disparate, que hace un daño irreparable a la tolerancia, el respeto a las ideas, entre las personas, su ideología, raza o religión. Es sencillamente impresentable emitir cualquier declaración que ahonde en el odio, el racismo y la islamofobia. Dudamos mucho que todos los votantes disciernan entre lo que es tolerable decir y permitir. Las manifestaciones de Donald Trump no tienen un pase, y los medios de comunicación, como garantes que son también de la democracia, los derechos y la justicia, no deben dejar en ningún momento de recordarlo y poner de manifiesto que con exabruptos sólo se propaga el caos, el terror y el odio.

 

 

Imagen: El periodista de Univisión Jorge Ramos pregunta al candidato republicano Donald Trump, momentos antes de hacer que uno de sus guardaespaldas le expulsara de la rueda de prensa.

.