El reputado periodista cree que “los atentados del 11-S en Nueva York moldearon el carácter del periodismo y lo ha hecho vulnerable”

Los atentados de Paris del 13 de noviembre de 2015 vuelven a traer a la actualidad unas recientes palabras pronunciadas por el prestigioso periodista Gay Talese.  Junto a Tom Wolfe, Talese fue un o de los impulsores del “Nuevo Periodismo”, allá por los años 60. Ha llovido mucho desde entonces: la caída de la Unión Soviética, del Muro de Berlín, el crecimiento de la Unión Europea, ahora muy tocada en sus raíces, y la aparición de una larga lista de guerras, radicadas la gran mayoría en Oriente Medio. De aquellos 60 donde nació el también llamado periodismo literario a hoy, los cambios han sido vertiginosos, y muchos de ellos tienen que ver con el nuevo terrorismo de Al Qaeda y el ISIS.

La situación actual ha llevado al famoso reportero norteamericano (que recogía en Colombia el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolivar) a exclamar sobre el periodismo: “No estamos haciendo un buen trabajo”.

Es aún pronto para descifrar que otras consecuencias, colaterales a nuevas guerras, traerá consigo el  terrorismo de el ISIS en los distritos 10 y 11 y Saint-Denis de París. Y también si ocurrirá en los medios de comunicación europeos lo que Talese asegura que sucedió con los norteamericanos, tras los atentados de las Torres Gemelas de Nueva York: “Los atentados elevaron el nivel de patriotismo y nacionalismo de Estados Unidos y el sentimiento de vulnerabilidad al periodismo”.  ¿Sucederá lo mismo en Francia y el resto de Europa?

“Los grandes medios deben ser vigilantes siempre con el poder”

Para este gran maestro de periodistas, ahora más que nunca, los grandes medios deben ser vigilantes con el poder. Talese pone también el acento en que hay que vigilar la política exterior de los gobiernos, especialmente a las superpotencias, aunque reconoce que ello puede conllevar la incomprensión y que los comunicadores sean tachados de antipatriotas. Sin ir más lejos, con la reacción de Francia ante los atentados, volvemos a tener dentro e los principales medios de comunicación europeos un encendido debate sobre el sí o el no a la guerra.

Tras los últimos atentados de París la maquinaria de la guerra se está engrasando pero también esa otra maquinaria mediática que trabaja a favor de que los ciudadanos comprendan las decisiones militares de iniciar nuevos conflictos bélicos, o incrementar la presencia de tropas en aquellos lugares en los que ya se viene luchando militarmente desde hace años, como es el caso de Irak o Afganistán.

La vocación de los periodistas

De las últimas declaraciones de Gay Talese tampoco puede pasar desapercibido el pasaje que dedica a la profesión. Sin más comentario, acabo, para la reflexión si cabe, con sus propias palabras: “Una de las razones por las que ha cambiado el periodismo en los últimos años es que los profesionales de este oficio procedían en su generación de estratos sociales humildes y representaban a los de afuera mirando hacia adentro, a los escépticos del privilegio y el poder. Hoy en día los periodistas que trabajan en los grandes medios, uno de los problemas que tienen, es que están demasiado bien educados. Nosotros, los de afuera, si íbamos a la universidad, íbamos a las universidades de abajo, no éramos parte de la elite”..