A “Busti”, José Antonio Bustillo, no le agrada nada que le doren la píldora y es apuesta segura que este artículo no le gustará, pero ¡qué remedio!, los Pick tenemos el lema de que “Somos lo que comunicamos”, y si lo hacemos bien es gracias a profesionales seguros como él.

Cada entrevista de televisión del Club de Prensa, cada conferencia con llenazo de público, cada nueva idea que surge pero genera horas de trabajo, tiene una trastienda en la que hay profesionales que salen poco o nada en las fotos y en los titulares. Son realmente los que mandan, saben hacerlo, y con ello logran el éxito para sus organizaciones y quienes las representan ya que consiguen que la opinión pública hable bien, en este caso, del Club.

En el mundo del cine, no digamos en el teatro, y también pasa en la televisión y los actos públicos, se valora mucho a quienes “se esconden” detrás del telón. ¿Qué es un buen programa de televisión con mal sonido?. Pues un mal programa de televisión. ¿Cómo explicas la entrega de un importante premio, con vídeo incluido, que no entra? Pues una cagada de acto. Los realizadores como Busti evitan una y otra vez todos estos traspiés que al final quedan como un sambenito sobre si tal o cual institución funciona adecuadamente o no. Ellos, Busti, mandan, y los demás les seguimos.

IMG-20160418-WA0010

Mesa de conferenciantes con “Busti” al frente. La foto es de MELA REVUELTA.

“Busti” dirige, y los demás le seguimos

Hay profesionales de la técnica, la realización, el orden y la dirección de dos tipos. Aquellos que hacen y aquellos que innovan, que crean porque solo así se avanza. Busti es de los segundos. Tiene también malas pulgas pero es que lo contrario en este trabajo es mediocridad y más mediocridad.

Quienes nos ponemos frente a una cámara de televisión o un micrófono, siempre vamos a estar nerviosos. Hace poco me contaba un amigo periodista que había asistido a una charla en la que a la pregunta de cómo evitar los nervios y el miedo escénico frente al público que tienes delante, se contestó que lo mejor es imaginarte desnudo a quien te observa. ¡Anda ya! El nerviosismo en estos menesteres nunca se quita y si se rebaja es porque tienes delante, a tu lado mejor dicho, a profesionales como José Antonio Bustillo que son absolutamente concienzudos en su trabajo y con ello nos producen tranquilidad a los demás.       

Sirva este artículo de reconocimiento a ellos, en especial a Busti, porque son un antídoto contra el estrés y la ansiedad que genera esta profesión. Nos proporcionan ante todo tranquilidad, también que podamos decir al acabar el evento eso de ¡estoy contento, ha quedado bien!, y finalmente, cuando se monta el programa de televisión con un cambio bien pensado de imágenes y protagonistas, respiramos satisfechos porque hemos comunicado bien. Algunos salimos en las noticias mientras otros son los ojos y oídos de ellas. Este es el caso de jabustillo, como le gusta sencillamente presentarse.