Como los grandes periódicos de vieja cabecera, la Unión Europea necesita dentro de su organigrama un Ombudsman que denuncie las noticias que son solamente señuelos, pretenden alarmar, y forman parte del tira y afloja de las negociaciones de Bruselas, una ciudad que es en sí un Gran Hermano Digital para todo tipo de verdades y mentiras, rumores y maledicencias.

Todo lo que sucede en la capital de la Unión es la escuela y anti escuela al mismo tiempo para los jóvenes periodistas que se forman ahora. Todo lo acontecido sobre Grecia dentro o fuera del euro es un ejemplo. De lo que se informa desde el Eurogrupo (más bien se filtra interesadamente), incluido el Fondo Monetario Internacional, pasando por el Banco Central Europeo, a lo que se cuenta desde la sede del Gobierno de Atenas, ha habido momentos en que ha mediado un abismo. Más bien pareciera como si alguien (¿losMercados?), utilizando para ellos a determinados medios de comunicación, quisiera ver a los griegos fuera de la zona euro.

Europa y la información que genera corren ahora la misma suerte: ambas son decadentes. Habría que buscar a los verdaderos culpables de los millones de euros que se han fugado desde hace un mes desde Grecia, sin dejar de señalar por supuesto con el dedo índice a los defraudadores de siempre. Al tiempo hay que señalar que determinados reportajes sobre Grecia, los griegos y su historia del siglo XX a nuestros días dan arcadas.

Es como el trato que dan las películas norteamericanas a mejicanos y españoles, sacando imágenes y conductas que no vienen a cuento y que sólo quieren perpetuar a estos pueblos como habitados por zoquetes. Grecia es un país que no se sostiene, pero tampoco provoco, como parece, ni la primera ni la segunda guerra mundial. A cada uno su historia, con sus defectos pero también con sus muchas virtudes, que los griegos las tienen. A los medios de comunicación, excesivamente apegados a la Troika, lo que se les pide es que equilibren la balanza de lo que sucede en cada momento, en el día a día de Bruselas y sus muchos dislates.

.