El buscador invierte 150 millones de euros para financiar nuevos proyectos digitales

 

                                                                          Por Antonio Mora Ayora

                                                                              Director El Portaluco

 

En la historia de la humanidad, cada época ha tenido sus formas y medios de comunicación. Desde la invención de la imprenta hasta el final del siglo XX, se desarrolló el viejo sistema de comunicación consistente en la impresión de texto en papel, que dio origen a múltiples empresas editoras, basadas en la distribución de la información y el entretenimiento, en un soporte contaminante, como es la celulosa prensada.

Durante el siglo XX se desarrolló en nuestro país un importante oligopolio que acabó con la pluralidad inicial de aquellas pequeñas e independientes empresas periodísticas que, con el devenir de los años, fueron fagocitadas por grandes emporios empresariales en los que se mermó la independencia debido a un mercantilismo que impuso sus normas.

Un reciente estudio norteamericano denunciaba que en España unos pocos grupos han dañado la libertad de prensa, por imponer el interés del mercado sobre la verdadera independencia. En definitiva: aquel periodismo romántico pasó a ser periodismo interesado, dirigido por grandes intereses económicos con conexiones políticas y gubernamentales.

Como afirmaba Machado, todo pasa. Ocurrió que con el desarrollo de Internet el oligopolio informativo comenzó a tambalearse y los editores europeos, especialmente los españoles, plantaron cara a lo que ellos consideraban un robo de la información. Primeramente, negaron la realidad de que la prensa de papel caminaba hacia su fin. Luego, trataron de crear prensa digital con viejos conceptos mercantilistas. Después, intentaron volver atrás y vaciaron de contenidos sus digitales para “obligar” al e-ciudadano a volver a comprar la versión de papel, sin asumir nunca que su tiempo había pasado. En la actualidad, y según los últimos datos de CIES, Centro de Investigaciones Educativas, solo los mayores de 45 años siguen consumiendo prensa impresa en papel de forma habitual.

Evidentemente, vivimos un cambio de era, pero en el que coexisten las viejas tendencias con las nuevas. También coexisten las viejas formas empresariales con las startup (compañía emergente, de arranque), que serán las empresas del mañana. Los viejos dinosaurios de la información prefieren morir con las botas puestas, pues con el desarrollo de la Red, los agregadores de noticias, y los terminales móviles, se da por zanjada la época de los grandes rotativos impresos.

Los editores de prensa españoles llegaron a afirmar que “si Internet existe es porque existen los periódicos de papel”. Y pretendieron con ello cobrar una tasa a Google por servir las noticias que aparecían de sus digitales. Google abandonó España; los periódicos perdiendo con ello el mayor tráfico de lectores que aportaba este gran buscador, aumentando así el tráfico de sus lectores, ahora perdidos.

En la actualidad la mayoría de los e-ciudadanos mayores de 40 años solo ojeamos la prensa impresa en papel que se nos ofrece de forma gratuita. Esto nos sirve para reafirmarnos que, en realidad, estamos leyendo noticias viejas que, con mucha antelación, hemos conocido a través de nuestro ordenador, tablet o Smartphone.

Google regresa y ha mandado parar rotativas. Acaba de dar carpetazo definitivo a la prensa tradicional europea, poniendo encima de la mesa 150 millones de euros para financiar nuevos medios digitales que, lógicamente, les suministrarán a ellos, de forma gratuita, la información que más tarde trasladarán a sus usuarios. Los grandes beneficiados serán los periodistas más jóvenes y avezados, que ahora disponen de una gran empresa como es Google, que les facilita financiación para poder poner en marcha o afianzar nuevos proyectos de prensa digital. Premiará proyectos periodísticos innovadores. Su fondo DNI (siglas en inglés de Digital News Initiative) está dotado con 150 millones de euros. Acaba de abrir el plazo para la presentación de proyectos periodísticos digitales innovadores en la Unión Europea, que aspiren a lograr financiación. Los aspirantes deben presentar un breve resumen con su propuesta, redactada en inglés en la web de Digital News Initiative, hasta el 4 de diciembre de 2015. Tras esa fecha se requerirá información más detallada a los proyectos seleccionados. Sin duda, una gran oportunidad para los jóvenes informadores y un afianzamiento de una nueva era de la comunicación que tiene como bases principales Internet y las Redes Sociales.

.